Home

Diario De

Kabul

Afghanistan

Junio - Noviembre 2004

ONU

 

Esta sección contiene el diario de mis 6 meses de viaje en Kabul, Afganistán, donde trabajo para la ONU en IT en el programa de reconstrucción del país como voluntaria internacional.

Este diario se actualiza cada mañana (en Afghanistán)

Enlaces

 

Conclusiones de la misión  

Nuevo: los lectores dicen, extracto de algunos de los comentarios recibidos por el diario.

Quién es quién en la ONU Afghanistán

Acceder a las preguntas frecuentes

  • Que NO puede faltar en una packing list para viajar a Afghanistán.
  • ¿Cómo es la seguridad?
  • ¿Dónde te alojas?
  • Nuevo ¿Qué se come?

Acerca de Kabul

Acerca de Afganistán

Reglas de convivencia en Afghanistán

Sitios relacionados


Dia 164 y último - 10 de Noviembre - Fin de la Misión en Afganistán
El final de una aventura Kabuleña

Y si amigos llegó finalmente a su fin la aventura y es hora de retornar a casa. Al volver a Argentina en dos semanas cerraré este diario con mi percepción del regreso y la readaptación a la vida ¨normal¨. (para quienes me preguntan ¿no eran 185 días? La respuesta es sí, pero me guarde los días de vacaciones hasta el final para volverme antes de los 6 meses oficiales).

El diario contó día a día como fui evolucionando y percibiendo lo que me rodeaba.
Nunca volví atrás a cambiar lo que puse, pero la experiencia de este viaje ha asentado algunas de las vivencias. En unos días cuando digiera lo que significa estar fuera de acá les cuento mis sensaciones, mis conclusiones, mis sorpresas y las decepciones de esta aventura.
La conclusión inmediata es que definitivamente el balance es positivo, valió la pena. Y vuelvo viva, tal vez más viva de lo que me fui de casa. ¡Gracias a todos los que me escribieron y leyeron en estos casi 6 meses!.


"La memoria nunca recaptura la realidad. La memoria reconstruye. Todas las reconstrucciones cambian el original, convirtiéndose en marcos externos de referencia que inevitablemente se quedan cortos." Duna V, Frank Herbert

Dia 163 - 9 de Noviembre - en Kabul (me queda 1 día)
último día en Kabul

Lentamente, burocracia de la ONU mediante, comienzo a tener todo listo y a caer en la cuenta que esta aventura está por terminar. La gente es muy cariñosa, los afganos muy especialmente, y me preguntan con mucha cara de pena si realmente jamás voy a volver. ¿Qué puedo decirles?, lo más probable es que nunca retorne a esta tierra. Mi período aquí ha terminado, lo que vine a hacer traté de hacerlo de la mejor manera posible. Ya tengo ganas (y me merezco) volver a casa.

PD: Ayer afganistán me hizo un regalo de despedida. A las 22:11 trataba de dormir cuando sentí las ondas pasar, esta vez por la tierra. Las paredes y el techo crujieron ante el paso del pequeño sismo.


Edna y yo impacientes con el fotógrafo


Dia 162 - 8 de Noviembre - en Kabul (me quedan 2 días)
La falta de gusto por la comida

Cuando estuve fuera de Afganistán note que la comida no me atraía más. En el restaurant miraba el menú como una obligación, no podía pensar que me gustara ninguna de las cosas ofrecidas, y menos que tenía ganas de comer una cosa por sobre la otra. Y normalmente soy super golosa y me encanta comer y cocinar...¿que pasaba? De una forma extraña este viaje me ha anulado el placer de la comida. Pensé que era solo yo, pero hablando con otras personas me dicen que es un fenómeno común. Para quienes están unos meses, se recupera. Para quienes están años, los ha afectado incluso a nivel psicológico. No se bien a que se debe. Será que acá comer es solamente una tarea mecánica para seguir funcionando. Será que la falta de opciones y alternativas, y la monotonía del menú afgano termina por resignarnos. Otros tienen diferentes teorías disparatadas, relacionadas con el clima, el polvo, el stress..quien sabe..Por lo pronto, me voy de afganistán con varios kilos menos, y con ganas de recuperar el placer de la comida.


Las tarjetas de Vera me alegran cada día

<Las tarjetas de Vera ya son 164!>


Dia 161 - domingo 7 de Noviembre - en Kabul (me quedan 3 días)
preparada para las peores condiciones

Pensando atrás en el tiempo a cuando decidí a venir a Kabul, hay una cosa en que me equivoqué mucho, y eso se lo debo a la CNN y a leer demasiados sitios en Internet de norteamericanos urbanos. Pense que las condiciones de vida iban a ser mucho peores. Me vine acá con mis seis meses de reserva de shampoo, jabón, toallitas, un kit médico todo terreno, no se cuántas vacunas, mi ropa mas resistente y desastrosa, comida, bolsa de dormir, etc etc....y no era necesario. Es cierto, hay polvo, hay basura, las condiciones higiénicas son básicas, hacía mucho calor y ahora hace mucho frío, pero la verdad verdadera es que la vida en Kabul está más que bien en promedio. Duermo en cuartos mas o menos limpios, solo me agarré varias diarreas, la comida es insulsa pero suficiente, y si se quieren avances tecnológicos, los hay. Lo más duro de la vida aquí no son las condiciones, sino la falta de libertad que la ONU impone por razones de seguridad. Y eso es lo que realmente más efecto tiene en las personas, yo incluida...

PD: Ayer me desperté 4:30 AM con el sonido de disparos, muy cerca. No ha habido alerta de seguridad, pero seguro algo pasó.


Volviendo del trabajo una puesta del sol

"Para cada problema complejo existe una solución simple, y está equivocada."
"El Pendulo de Focault" U.Eco

  Continúa en el diario: Días 141 al 160    
 

  Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Home